Música

The Weeknd, Metallica y Miley Cirus : los shows musicales que adornaron el Super Bowl

The Weeknd, Metallica y Miley Cirus : los shows musicales que adornaron el Super Bowl

El cantante canadiense The Weeknd, quien dijo que invirtió siete millones de dólares de su propio bolsillo para mejorar su espectáculo, ofreció el que quizás sea el show de medio tiempo más impactante visualmente en la historia reciente de los Super Bowl.

Superando el formato de un miniconcierto, Abel Tesfaye consiguió trasladar su particular universo a un estadio de fútbol americano pese a las limitaciones logísticas por los protocolos contra el coronavirus.

El canadiense apareció en un escenario ubicado en la grada y abrió el show cantando su éxito Starboy, frente a un decorado con una silueta urbana iluminada con luces de neón.

Los 12 minutos de espectáculo concluyeron con el cantante en el césped rodeado de más de un centenar de bailarines con sus cabezas completamente vendadas, mientras entonaba Blinding Lights y caía una lluvia de fuegos artificiales en la cancha.

Al final del Super Bowl, desde un estudio televisivo, la banda de rock Metallica ofreció un breve concierto de cierre para la transmisión en canales de Estados Unidos.

El grupo había anunciado en redes sociales que se presentarían a las 11:35 de la noche en el programa A Late Show: Super Bowl Edition, que se vio en TV una vez finalizado el campeonato y la celebración del título de Tampa Bay, liderados por Tom Brady.

En lo deportivo hay que destacar que Brady agrandó el domingo su lugar en el panteón del deporte estadounidense al conquistar su séptimo Super Bowl en el rotundo triunfo 31-9 de sus Tampa Bay Buccaneers ante los Kansas City Chiefs.

A sus 43 años, Brady se convirtió en el jugador de football americano más veterano en alzar un Super Bowl y batió a quien se considera su sucesor, Patrick Mahomes, que aspiraba a sumar su segundo Super Bowl consecutivo con Kansas City.

Coronando su primera temporada con los ‘Bucs’, Brady ofreció una exhibición de época con tres touchdowns, 21 pases de 29 completados, y ninguna intercepción en el Raymond James Stadium de Tampa.

“Estoy muy orgulloso de mis compañeros”, dijo Brady, nombrado Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl por quinta vez en su carrera.

“Con todo lo que hemos lidiado durante todo el año… Pero el equipo tenía mucha confianza, nos unimos en el momento adecuado”, dijo el californiano, quien tiene un año más de contrato con Tampa y no descarta seguir jugando más allá de los 45 años.

“Vamos a volver. Lo saben”, clamó la estrella, acompañado en la celebración por su esposa, la modelo Giselle Bündchen, y los dos hijos de la pareja.

El quarterback completó así una de las más brillantes páginas del deporte al ampliar su récord de títulos de Super Bowl a siete, una cifra que no alcanza siquiera alguna de las 32 franquicias de la NFL.

Los dos equipos más laureados tienen seis campeonatos: los Pittsburgh Steelers y los New England Patriots, cuya dinastía de dos décadas estuvo comandada hasta el año pasado por Brady.

La conexión Brady-Gronkowski

La edición 55 del Super Bowl, el gran espectáculo deportivo estadounidense, ofreció todos los alicientes esperados por los 25.000 aficionados que pudieron acceder (de un total de 65.000 asientos), salvo un partido competido.

Los Buccaneers vencían ya 21-6 al descanso con tres touchdowns a pase de Brady, dos de Gronkwowski y uno de Antonio Brown.

Brady y Gronkowski alcanzaron así su quinta combinación para touchdown en un Super Bowl, superando el récord anterior de los míticos Joe Montana y Jerry Rice.

Los Chiefs volvían a necesitar una épica remontada como la que lograron en el Super Bowl de 2020 ante San Francisco 49ers, cuando levantaron un 20-10 en contra en el último cuarto.

En esta ocasión, sin embargo, a Mahomes le falló la inspiración en los momentos decisivos, en los que ha construido su reputación como la estrella del futuro de la NFL.

Los Chiefs lograron un rápido gol de campo pero Tampa respondió rápidamente con otro touchdown del corredor Leonard Fournette.

Mahomes se sacó de la chistera varios pases imposibles que no pudieron concretar los Chiefs, en una noche para el olvido de otras figuras como Travis Kelce y Tyreek Hill.

bren

febrero 8th, 2021

No comments

Comments are closed.